Un texto por Whatsapp es contractual

Un cliente nos contacta porque ha cerrado el precio de una cesión de una propiedad en alquiler con unas condiciones muy específicas y la otra parte no se hace cargo del pago de las cuotas tal como acordaron por WhatsApp. Alega que esas conversaciones no se producieron y pone a disposición su móvil en el que no aparece ni el contacto de nuestro cliente ni, por supuesto, las conversaciones de WhatsApp a las que se hace referencia aunque si aparecen en el móvil de la persona que nos requiere.

Si los mensajes intercambiados a través de Whatsapp son lo suficientemente claros e ilustrativos pueden aportarse perfectamente como prueba para justificar la extinción del contrato de un trabajador (sent. del TSJ de Madrid de 8.06.17).

A través de la máquina de laboratorio Cellebrite se puede certificar la línea temporal de las comunicaciones entre los dos terminales y que efectivamente si se produjo un intercambio de información en el que se acordaba una transcacción, los precios y condiciones de pago.

Efectivamente, una vez certificado el contenido y negándose la otra parte a realizar pericial de su teléfono móvil, se da por válida nuestra prueba y se confiere una legalidad contractual a la conversación de WhatsApp.

Artículos Relacionados

Fake News

Fake News

Las fake News son un producto periodístico difundido a través de portales de noticias, prensa escrita, radio, televisión y redes sociales cuyo objetivo es la desinformación deliberada o el engaño