En los juicios cada vez más carecen de valor los mensajes de texto

En los juicios cada vez más carecen de valor los mensajes de texto