Certificar un correo electrónico

Cuando estamos en un proceso judicial, una prueba en papel no es válida ya que es fácilmente modificable. En los casos en los que los correos electrónicos son necesarios para el litigio, la certificación del mismo, puede ser realmente útil. Es importante reseñar  que un correo electrónico sin el correspondiente peritaje, aunque admitidos generalmente como prueba, pueden ser falsificaciones. Si está en un proceso judicial, consulte con su abogado si las pruebas que han presentado, tienen claramente las cabeceras y están certificadas por un perito informático. Se puede hacer un contra informe pericial ya que son pruebas susceptibles de haber sido manipuladas o falsificadas.

En el peritaje de correos electrónicos existe una diferenciación importante en función si el peritaje del correo electrónicos es de un correo recibido o de uno enviado. También nos pueden requerir para comprobar si el correo fué entregado al destinatario. Y por supuesto, de los archivos adjuntos que, en el correo electrónico a certifiar, estén anexos.

También es importante en qué servidores se alojan las cuentas de correos electrónicos. Pueden ser servidores locales o hosting en los que el usuario tiene el control, o servidores gratuitos tipo Gmail, Hotmail, Outlook, etc.

En los casos de recepción de correo y, en función de la configuración de nuestro cliente de correo, si lo tenemos, éste puede haber dejado copia en el servidor o en el equipo local y haberlo borrado del servidor. En ambos caso, el estudio de las cabeceras de los correos electrónicos da información de la traza del envío y se puede comprobar la autenticidad de esa ruta.

En el caso de un correo electrónico y, también, en función del tipo de cliente de correo, se puede tener acceso a la copia local y remota del correo enviado. También puede ser que nuestro envío haya sido con acuse de recibo y que, por tanto, tengamos esa confirmación. En ciertos casos es muy difícil saber si el correo ha llegado a su destinatario.

La información pasa por diferentes servidores en el envío o recepción de un correo electrónico. En los casos en los que el servidor sea accesible físicamente, se podrá hacer un análisis del mismo mediante herramientas forenses que diagnostiquen si ha habido manipulación en algún momento. En el caso de servidores tipo Google, Hotmail, etc, no será posible y se deberán usar herramientas que certifican la autenticidad del contenido de la página web. Se suelen usar herramientas tipo eGarante y similares.

 

 

Perito Informático – Certificar Correo Electrónico 900 649 252