Appstinencia

En estos años, la tecnología ha avanzado hasta el punto de que no salimos de casa sin nuestro móvil. No hay más que mirar a nuestro alrededor para ver cuanta gente lo está mirando…por la calle, en una cafetería, en el coche…Nos hemos convertido en “adictos” al móvil, aunque cada vez más personas luchan contra esta adicción; es la llamada Appstinencia.

Un reflejo claro de lo que se ha convertido la sociedad actual es la mundialmente conocida despedida de Leonardo Haberkorn, escritor y periodista uruguayo, que escribió en su blog: “Después de muchos, muchos años, hoy di clase en la universidad por última vez”. “Me cansé de pelear contra los celulares, contra WhatsApp y Facebook. Me ganaron. Me rindo. Tiro la toalla. Me cansé de estar hablando de asuntos que a mí me apasionan ante muchachos que no pueden despegar la vista de un teléfono que no cesa de recibir selfies. Claro, es cierto, no todos son así. Pero cada vez son más”.

Empresas como Apple o Google han lanzado al mercado herramientas que frenan el uso de las aplicaciones móvil y no ayudan en nuestra «desintoxicación».

Si no haces un uso saludable de tu móvil y has decidido dar el paso, estas apps pueden ayudarte

  • IOS12: Apple ha lanzado esta herramienta que informa a los usuarios del tiempo invertido en cada app durante un día o una semana. Seguramente te sorprendas cuando descubras el tiempo que pasas mirando la pantalla de tu móvil.
  • Hold: Dirigida originariamente a que los estudiantes no miraran su redes sociales en mitad de clase. Recompensa a sus usuarios por no echar vistazos furtivos a la pantalla. Para ello no utiliza la restricción sino que apela al auto-control. La aplicación fiscaliza el tiempo que deseas estar «off». Si cumples con tu objetivo, te darán puntos para canjear en empresas asociadas si cumples, pudiéndote llevar un refresco, o unas entradas para cine, teatro o un evento deportivo.
  • Icebox: Es una extensión de Google Chrome que congela el botón de comprar durante 30 días, tiempo en el que el usuario puede decidir si comprar o no un artículo. Y evitar de este modo las compras compulsivas.
  • Quality times y Moment: La primera registra el uso que hacemos de nuestro móvil cada día y cada semana, es capaz de desviar llamadas y ocultar notificaciones mientras estés en un momento de descanso y te permite crear franjas horarias «libres de móvil». Cada vez que infrinjamos el tiempo marcado, te penalizará con 30 segundo sin poder usar el móvil. «Moment» es muy similar: pone límites al tiempo diario que le dedicamos al smartphone, nos envía notificaciones cuando nos estemos acercando a ese límite, monitoriza cuántas veces encendemos el dispositivo y te obliga a no usar el móvil cuando superas el límite.
  • Forest: Trabaja con hacernos sentir mal si miramos el móvil. Este juego nos pone delante un pequeño prado vacío y nuestra misión será convertirlo en un bosque plantando árboles. Cada lapso de tiempo contará como una semilla, y el tiempo que pasemos sin tocar el móvil indicará el crecimiento de ese árbol. Si sales de la app para mirar Facebook o cambiamos de aplicación, el árbol morirá.
  • Space: Space se basa en la fuerza de voluntad de cada persona para conseguir un objetivo. Antes de empezar a usarla, nos hará un pequeño test para identificar que tipo de usuario somos. Dependiendo del resultado de este test, Space nos asigna un tiempo de uso máximo por día y un número de desbloqueos concreto. Si vamos cumpliendo estos objetivos, iremos consiguiendo logros, y el menú principal de esta app se irá llenando de planetas y naves espaciales.
  • Detox: La aplicación perfecta para los casos más extremos. Es una app muy simple, ya que su única función es bloquear todas las funcionalidades de nuestro teléfono durante el tiempo que le indiquemos. Podremos dejar inactivo el móvil hasta un máximo de 11 horas.

Como siempre decimos, los avances tecnológicos han facilitado nuestra vida enormemente. Pero debemos hacer un uso responsable de las tecnologías, nunca un abuso.

Artículos Relacionados

Fake News

Fake News

Las fake News son un producto periodístico difundido a través de portales de noticias, prensa escrita, radio, televisión y redes sociales cuyo objetivo es la desinformación deliberada o el engaño