Son muchos los clientes que nos llaman queriendo información sobre si los documentos o archivos enviados por WhatsApp tienen forma de autentificarse. Con un proceso “sencillo” de comprobación de “hash” podemos verificar si el fichero ha sufrido algún cambio o se mantiene integro y original.

El “hash”, para entendernos, es un algoritmo que se crea a partir de una entrada (ya sea un texto, una contraseña o un archivo, por ejemplo) y da una salida alfanumérica de longitud normalmente fija que representa un resumen de toda la información que se le ha dado (es decir, a partir de los datos de la entrada crea una cadena que solo puede volverse a crear con esos mismos datos). Esta secuencia alfanumérica nos permite comprobar si el archivo que usted ha recibido es idéntico con respecto al enviado o, por el contrario, ha recibido modificaciones.

Pongamos un ejemplo. Presentan un audio en el que se escucha unos insultos por parte de nuestro cliente a su jefe, pero nuestro cliente defiende que ese audio ha sido modificado y que el tiene el audio original puesto que ese audio lo envío el. Nuestro siguiente paso ha de ser la extracción de datos del teléfono de nuestro cliente, donde estaría el audio enviado, presente en la base de datos, junto a una información muy útil que es la duración del audio, la hora de envío del mismo y el “hash”.

Con estos datos podemos trazar el momento en el que se grabó, con la duración exacta presente en la base de datos, por lo que desde ese momento podemos definir ese audio como el original. Tan solo necesitamos el audio presentado por la otra parte en el que haciendo una extracción del hash podríamos compararla con la original y determinar si la prueba es idéntica o ha sido modificada.

comparacion-hash-peritos-informaticos

Aquí vemos un audio generado en un programa externo enviado a través de WhatsApp (derecha) y la comparación con el archivo recibido (izquierda). Aunque la extensión es distinta(cambiada por WhatsApp), el fichero sigue siendo el mismo y seria completamente valido para demostrar la autoría del audio.

Recuerde que si presenta un caso similar solo un perito informático puede ayudarle. Estamos en el 900 649 252 o en el formulario de contacto de esta misma página. No dude en llamarnos y nosotros le ayudaremos a ganar su caso.