Qué es un perito informático

Un perito es el profesional con habilidades para resolver con acierto, facilidad y rapidez algo que entraña cierta dificultad. El Perito, dependiendo del área en el que esté especializado, está capacitado para actuar en distintas ramas. Sus conocimientos y pericia en un ámbito específico lo habilitan para ayudar a esclarecer los hechos, así como para aportar pruebas técnicas sobre el caso.

El perito, que puede ser judicial o no, es un profesional cuyo trabajo puede sernos muy útil en muchísimas y diversas ocasiones. Es por esto, por lo que es muy importante conocer en qué consiste su trabajo y en qué situaciones pueden ayudarnos.

En disputas de cualquier orden (accidente con daños, delitos contra el honor, suplantación de identidad, falsificación de documentos, crímenes, violencia de género, etc.) el perito es una de las partes más importantes. Sus conocimientos especializados en una materia muy concreta y compleja, le permiten aportar a una de las partes en disputa o al propio árbitro o juez encargado de dirimir sobre el asunto, una visión técnica objetiva, justificada y ponderada sobre lo sucedido y , de este modo, despejar responsabilidades.

Que es un peritoTipos de Peritos y sus funciones.

Aunque existen muchos tipos de peritos, debemos de tener en cuenta que debemos de basar la intervención en la peritación o el peritaje. Ello consiste en valorar y comprobar, por parte de perito, aquellos aspectos que estén relacionados con su ámbito de actuación dentro de un caso judicial o extrajudicial.

El perito realizará una exhaustiva investigación y reunirá todo tipo de pruebas que tenga a su alcance, para poder examinar, estudiar y determinar cada detalle, que pueda ser clave para la resolución del caso.

Con toda esta  información, el perito elaborará un Informe Pericial que será pieza fundamental para la investigación y que contendrá una serie de características esenciales , entre las que se encuentra su objetividad y su base empírica. Además, deberá demostrar todas las conclusiones o pruebas que se hayan obtenido.

A su vez, el perito expondrá todos los materiales, la metodología y las pruebas que haya utilizado para realizar su informe pericial y que le han llevado a la conclusión que ha expuesto al órgano u órganos judiciales.

Además, entre las funciones que realiza el perito judicial se encuentra el asesoramiento del juez, ya que no solo debe  transmitir sus conocimientos, sino que debe explicarlos de forma que todo el jurado los comprenda y resuelva todas las dudas que puedan surgir por parte del órgano judicial.

Es importantísimo el secreto de confidencialidad que debe asumir el perito,  así como preservar todos los datos y pruebas que utilice durante su trabajo de investigación.

Si hablamos de tipos de peritos podemos encontrar una enorme cantidad de profesionales. Entre los que se encuentran los peritos informáticos, los peritos mercantiles, los peritos tasadores, los peritos contables, los peritos médicos, etc.

Esta lista puede ser larguísima, pero en todos los casos hay un denominador común que se mantiene: todos estos profesionales deben tener formación oficial en la materia sobre la que van a peritar o que en el caso de que no exista una formación reglada cuenten con la suficiente experiencia acreditada.

Nosotros vamos a centrarnos en los 3 tipos de peritos que mejor conocemos:

– El Perito Informático

El perito informático profesional cualificado experto en informática y telecomunicaciones. Encargado de dar el soporte necesario tanto a particulares, organizaciones o empresas, cuando nos encontramos ante un caso en el que median pruebas tecnológicas. Este profesional, es el que se ocupa de explicar y asesorar al juez. Todo ello, de la manera más clara y sencilla, de forma que pueda ser comprendida por personas no expertas en informática.

Los Peritos Informáticos Judiciales investigan las pruebas tecnológicas utilizando la informática,  para conocer quien ha sido el responsable de los hechos, cómo y cuando lo ha realizado.

Los Peritos Informáticos trabajan identificando las fuentes de evidencia ( servidores, copias de seguridad, ordenadores, etc.). Utilizan protocolos específicos para conseguir trabajar con la prueba sin la destrucción de la cadena de custodia. Encuentran o recuperan correos electrónicos, archivos, documentos o registros relevantes. Analizan las huellas registradas de actividad en Internet. Construyen una cronología de la actividad. Y acceden a partes ocultas de ordenadores y servidores.  Entre otras muchas cosas, dentro de su labor.

– El Perito Mercantil. 

El Perito Mercantil es el experto que puede ayudar a analizar posibles delitos económicos. También interviene en asuntos en los que sea preceptivo el análisis contable de entidades mercantiles.

Un Perito Mercantil es especialista en el análisis de una empresa y de su entorno, así como de  su actuación en el mercado, evaluado siempre desde el punto de vista legal. Este perito es capaz de estudiar potenciales situaciones fraudulentas o irregulares, y se encarga de buscar quien o quiénes son los autores. El Perito Mercantil también actúa ante concursos de acreedores, auditorías, hipotecas y préstamos, liquidaciones de empresas, valoración de empresas, etc.

– El perito Contable. 

El Perito Contable,  es el encargado de investigar posibles problemas financieros, contables o económicos, y determinar quiénes son sus responsables.

Un Perito Contable se encarga de las investigaciones en casos de posible fraude corporativo. También de disputas por activos durante la liquidación de sociedades, y otro tipo de cuestiones. En las que se requieren de la pericia de un experto en materia económica, que investigue, analice e interprete los datos de la empresa.

El Perito Contable recopila las evidencias contables. Realiza investigaciones sobre presuntos fraudes, analiza los documentos financieros de la empresa, y verifica que se cumpla en plan general contable.