perito-informatico-Como-evitar-la-estafa-sentimental

¿Quién no quiere encontrar a su príncipe azul y vivir felices comiendo perdices? Esto pensaban las más de 17 mujeres presuntamente estafadas por Albert C., un presunto estafador sentimental, conocido en España desde 2013.

El perfil del estafador

Albert está acusado de tener un amplio curriculum en cuanto a estafas, desde “Sinpas” en lujosos hoteles hasta solicitudes de crédito a nombre de sus víctimas. ¿Pero qué perfil tienen estos estafadores amorosos? Generalmente son chicos jóvenes, entre 25 y 35 años, modelos, deportistas y con una alta inteligencia social que los lleva a manipular a su víctima sin ningún tipo de remordimientos. Los estafadores poseen una personalidad narcisista. Son encantadores, juegan con la seducción y llegan de manera fácil a las estafadas.

La toma de contacto con la victima suelen ser por las distintas aplicaciones de citas (Badoo, Tinder, Meetic, Bebee, etc.).Fingen querer conocer a la víctima, ganándose su confianza, introduciéndose en su círculo más cercano, pareciendo el novio perfecto hasta que ya tienen el control total de la situación y empiezan las estafas.

Modus Operandi

El estándar en este tipo de estafas suele ser chico conoce a chica, Albert en este caso siempre se presentaba como un “Playboy” adinerado, mantienen una relación cada vez más afectiva, se gana la confianza de la víctima y entonces comienzan a “surgir” distintos supuestos problemas familiares, laborales, de urgencia, o inversiones de poco riesgo, que le lleva a pedir importantes cantidades de dinero. En el caso de Albert hay cantidades que rondan los 50.000€.

Pero este no es el único método que usan. Acostumbran a adquirir electrodomésticos, teléfonos móviles, etc., siempre a nombre de sus víctimas que luego revenden a través de aplicaciones tipo Wallapop, milanuncios,…

Aprovechando un momento de intimidad (normalmente cuando las chicas van al WC), hace una foto de su DNI y su tarjeta de crédito y luego usa esas identidades y tarjetas para alojarse en hoteles.

Cuando la cantidad estafada va siendo considerable, el estafador cada vez va dejando menos rastro, es más escueto en sus conversaciones de WhatsApp, pide siempre dinero en efectivo con la promesa de que es algo momentáneo o una gran oportunidad, y cuando siente que va a ser descubierto desaparece por completo.

¿Cómo detectarlos?

Es cierto que no existe un decálogo como tal que nos permita detectar este tipo de personalidades, pero los expertos en la materia alertan de la presencia de estos “príncipes azules” por Internet y de la poca cultura que existe sobre ser más desconfiado en Internet.

Existen algunos consejos aportados por los profesionales:

Es difícil no caer en sus redes, ya que pensamos que “nunca nos va a pasar a nosotros”, pero existen y cualquiera puede ser su próxima víctima. Una reciente investigación estimó que de un 10% a un 20% de la población es vulnerable a volver a ser estafada.

Perfil de la víctima

Generalmente buscan mujeres entre los 30-45 años, con baja autoestima, con poder adquisitivo, que sentimentalmente son débiles, debido a malas experiencias pasadas, y que se les presenta el “hombre perfecto” que siempre han buscado. Generalmente mantienen la relación en secreto y no lo cuentan a su círculo, pues parece demasiado perfecta. Se sienten confortadas por la rápida y completa confianza que adquieren con el estafador y llegan a abrir las puertas de su casa con relativa rapidez. Existen incluso algunas webs informativas donde las victimas publican toda la información que desgraciadamente tienen para avisar a futuras estafadas. Este es un ejemplo .

¿De qué se les acusa?

Generalmente estos presuntos estafadores acaban encontrándose con la justicia tarde o temprano. Las acusaciones más comunes suelen ser estafa o apropiación indebida. Albert C. cuenta con más de 40 denuncias y hasta el día 26 de marzo, que fue detenido en Barcelona, estaba en busca y captura. Es un caso particular, ya que el acusado además de negarse a comparecer innumerables veces en los juzgados de Barcelona, cuando lo hace se muestra más que confiado y bastante tranquilo. Esto encaja perfectamente con la descripción del perfil de estos presuntos estafadores, ya que incluso en situaciones como esta, piensan que siguen manteniendo el control de la situación.