web-formulario-perito-informatico-globatika

Injurias a través de un formulario de contacto

En algunas ocasiones, cuando se rellena un formulario de contacto y se le da al botón de envío, esta información le llega al destinatario y a la dirección de correo que se pone en el propio formulario como remitente.

Pues esto es lo que le pasó a un cliente, que empezó a recibir el típico mensaje de “muchas gracias por el envío de este formulario”. El usuario se interesó por el contenido que venía en ese correo copia y ponía un texto que era una amenaza al destinatario del formulario. Decía algo así:

“Me llamo Pepe y les invito a que vengan a mi casa en la calle tal en la ciudad cual para que les parta la cara, panda de … , porque sois unos … ” y un largo etcétera.

Tras preocuparse mucho por este asunto, contactamos con el responsable de la web que nos dió copia de la IP de origen del formulario y datos ocultos del formulario. Se hizo la labor en el juzgado, previa denuncia por suplantación de identidad y resultó ser un antiguo compañero de la persona a la que había suplantado la identidad, con la clara intención de que recibiera una visita desagradable en su propia casa.