Informe de defensa para trabajadores

Cuando se puso en contacto este señor con nosotros, lo primero que nos llamó la atención fué la franqueza con la que nos habló: “Me gusta la informática, me gusta el hacking y podría haber hackeado la Wifi de mi empresa. Pero no lo hice”.

Este hombre pensaba que le querían despedir y ahorrarse la indemnización al acusarle de hacer actos ilícitos contra la seguridad de la Wifi de la empresa. Así que con esa sinceridad, decidimos vernos el expediente y, por fin, aceptamos el caso.

Tras ver las fotografías y el informe del servicio técnico que le llevaba la informática a la empresa, vimos que los ordenadores no tenían tarjeta Wifi, tenían políticas de usuario bloqueando el acceso a los puertos USB y tenían bloqueado los permisos de superusuario. Efectivamente su disco duro tenía un montón de gigas de programa de hacking descargados en la carpeta de bitorrent, pero eso no es motivo de prueba.
Tras preguntar al creador del informe técnico por los logs de conexión o intentos de conexión a la red wifi, nos dijo que los tenía, pero que no aparecía nada. La clave de la red Wifi era WPA2, una de las más complicadas hoy día si no tiene la vulnerabilidad WPS, que en este caso, tampoco la tenía.
Nuestro informe concluyó con la afirmación de que, desde el ordenador del trabajador que querían despedir, no era posible instalar un dispositivo USB WIFI ni tampoco la placa base tenía un dispositivo, no había logs y la fecha y hora de los programas descargados podía ser variada con cualquier programa.

Al final, llegaron a un acuerdo en cuanto se presento nuestro informe.

Si en su empresa le ocurre un caso similar a este, no dude en contactar con nuestros especialistas y llame a nuestros peritos informáticos.

Artículos Relacionados