Uno de los trabajos más demandados en nuestra empresa de peritos informáticos, es la certificación de la no manipulación de imágenes. Es decir, que un vídeo o una imagen no ha sido manipulada.

Para ello utilizamos unas exhaustivas herramientas y software informáticos que permiten detectar diferentes niveles de compresión en las imágenes.

Cuando utilizamos imágenes en formato JPEG, éstas deben de tener un nivel de error aproximado. En aquellos casos en los que detectamos algún área de la fotografía con un nivel de error muy diferente, podemos decir con un alta probabilidad y escaso margen de error, que la imagen ha podido ser modificada a través de algún programa informático.

Hoy en día es algo fundamental verificar la información relacionada con las imágenes en los procesos judiciales, y evidenciar si estas han sido o no editadas por algún software.

¿Certificación de la no manipulación de imágenes? 

Algunos de los casos, a modo de ejemplo, para los que se requieren los servicios de los peritos informáticos para certificar la no manipulación de imágenes son entre otros :

  • Asuntos jurídicos contra Ayuntamientos: temas de prescripción de obras ilegales en suelo, por ejemplo. Para evitar ser condenados por delitos contra la ordenación del territorio. De este modo, podemos comprobar de qué año datan las fotografías de terrenos y obras, y si éstas han sido modificadas.
  • Caídas en la vía urbana, para certificar cómo se encontraba el acerado, en casos en los que una persona sufre un accidente por caerse, al meter el pie en una baldosa que se encontraba en mal estado, y se aportan fotografías del lugar de los hechos en el expediente. Para realizar la correspondiente reclamación administrativa por responsabilidad a la Administración y verificar la no manipulación de imágenes aportadas.
  • Asuntos de violencia de género: para demostrar la NO manipulación de imágenes en casos en los que se aportan fotografías, bien realizadas con teléfonos móviles o de cualquier otro tipo y que estén dentro de la causa objeto del caso. De este modo se da veracidad a la prueba de imagen aportada.

Entre otros muchos que van desde materias del orden laboral, al contencioso, penal e incluso en ámbito del derecho de extranjería, es decir, todos aquellos asuntos en los que son necesarias la aportación de imágenes a modo probatorio para dar claridad al asunto en cuestión, y la única manera de que éstas tengan validez y pueda demostrarse que no están manipuladas, es mediante la intervención de los servicios profesionales de los peritos informáticos judiciales.

Certificación de la no manipulación de imágenes

La certificación de la NO manipulación de vídeos por parte de los peritos informáticos.  

Al igual que comentábamos en el caso anterior de las certificaciones de la no manipulación de imágenes. Sucede lo mismo con la certificación de la no manipulación de vídeos.

Hoy en día es muy común y muy sencillo grabar un vídeo con un teléfono móvil. Y exactamente igual de sencillo es manipularlo a través de la gran cantidad de apps y programas específicos que existen para ello. Y que encontramos en la red totalmente gratuitos muchos de ellos, y de muy fácil manejo. Es decir, que cualquier persona puede manipular un vídeo o una imagen sin necesidad de ser un experto en la materia.

Es por ello, por lo que los vídeos hoy en día, se han convertido en otra de las pruebas que se aportan con mucha frecuencia en procesos judiciales de todo tipo. Ya que no solamente son fáciles de manipular, sino también de enviar a través de aplicaciones de mensajería instantánea. Como WhatsApp o Telegram, por ejemplo, que permiten el envío de imágenes, vídeos y audio a través de sus plataformas.

Nuestros peritos informáticos, para proceder a la realización del análisis forense de los vídeos, estudian los metadatos que componen los mismos.

Los metadatos son “datos acerca de los datos” y estos suministran información sobre los datos producidos. Los metadatos consisten en información que caracteriza datos, describen el contenido, calidad, condiciones, historia, disponibilidad y otras características de los datos. Es decir, estos metadatos nos van a contar toda la historia de ese archivo de vídeo, desde su fecha de creación, coordenadas geográficas o última modificación.

¿Cómo actúan los peritos informáticos para verificar la no manipulación de vídeos? 

Los peritos informáticos, en primer lugar, realizarán una imagen física forense, para realizar una obtención lógica de lo que se pretende analizar.

Esto es un listado de todos los archivos que se hallan en el sistema del dispositivo. Y esto los peritos informáticos, lo realizan con exhaustivas herramientas de extracción. Que le darán toda la información que se requiere para la verificación de si algún programa o aplicación, ha editado el vídeo en cuestión.

Con toda esta información, el perito informático, podrá realizar un completo informe pericial, que tendrá validez judicial, en el que incluirá todo el proceso de extracción que ha realizado, y demás información obtenida, para verificar la no manipulación del vídeo en cuestión objeto de análisis.

Si necesita verificar que una imagen o vídeo no está manipulada, y que le sirva como prueba en juicio. No dude en contactar con nuestro equipo de peritos informáticos, somos líderes en el sector del servicio de peritaje informático en España.