perito-informático-ciberbullying

El ciberbullying es un tipo de acoso a algún compañero o compañera a través de medios Tecnológicos, utilizando cualquiera de las siguientes formas de agresión:

Principales fuentes de ciberbullying

INSTAGRAM, es la más peligrosa y mayor fuente de acoso escolar. Recuerde que la edad permitida son 16 años

WHATSAPP, la edad media de adquisición de un teléfono móvil propio son los 8 años, y uno de los principales incentivos para tenerlo es, precisamente, el poder hablar con sus amigos. Revise si su teléfono tiene demasiadas notificaciones o qué canales tiene abiertos en su WhatsApp.  Recuerde que, a través de los grupos, es muy fácil aumentar el daño del acoso ya que la información puede llegar a un gran número de personas e incluso hacer virales algunos mensajes o imágenes sensibles.

VIDEOJUEGOS, hoy son una de las mayores fuentes de diversión para los niños. Lo más paradójico es que aunque el niño está aislado en su habitación, jugando, en realidad está con montones de personas en linea. Es,de hecho, una de las formas más fáciles de asegurarse contacto social. Sin embargo, en estos últimos casos, es cuando se produce más a menudo el ciberbullying, generando situaciones incómodas para el niño y que lo pueden llegar a asustar.  Lo que se conoce como “acoso anónimo” puede generar una gran inseguridad en ellos también.

¿Qué puedo hacer como padre?

  • Supervise las horas de conexión del menor, procure que sea siempre en su presencia.

  • Observe al niño o la niña

    Esté atento a los cambios de humor y de comportamiento, la motivación a estudio…Cualquier comportamiento anómalo puede ser un síntoma. Uno de los más comunes es que el niño se aísla y pasa mucho tiempo solo encerrado.

  • Escuche y dialogue

    Los niños y las niñas casi nunca mienten en estos temas. Es importante escuchar lo que ha vivido y cómo se siente, sin juzgarle.

  • Mantenga la calma

    Es importante estar sereno y adoptar una actitud de comprensión y atención, transmitiendo seguridad y tranquilidad.

  • Dígale que no es culpable

    Todas las personas tenemos derecho a ser protegidas contra cualquier forma de violencia y a ser tratados con respeto.

  • Refuerce su autoestima

    Reconozca sus capacidades, habilidades y el esfuerzo por haber pedido ayuda.

  • Comunique la situación a la escuela

    Es importante que el centro escolar conozca la situación y mantenga una comunicación continua y de colaboración con ellos.

  • Recomiende a su hijo