WhatsApp como prueba judicial

¿Sirve una conversación por WhatsApp cómo prueba judicial?

La respuesta es si.  Pero para poder aportar conversaciones de WhatsApp como prueba judicial. Y que tengan validez en juicio, deben de cumplir unos ciertos requisitos. Y para ello lo primero es que deben de estar certificadas correctamente mediante una pericial informática, para que se demuestre que esa conversación de WhatsApp no ha sido manipulada, y de este modo, no se pueda impugnar en juicio

Las aplicaciones como WhatsApp, Telegram, Line, etc., son los medios más utilizados de comunicación hoy en día. Es por esta razón por lo que cada día es más habitual encontrarnos con que una parte quiera utilizar estos mensajes en juicio como prueba.

La ley tuvo que adaptarse a los nuevos tiempos y los nuevos métodos de comunicación empleados, así que se tuvo que  aceptar la prueba electrónica como prueba, valga la redundancia. Admitiéndose de este modo en juicio audios, imágenes, vídeos, etc. Pero siempre y cuando esa prueba se encuentre perfectamente certificada por un perito informático experto en la materia, que demuestre que no ha sido manipulada, y haya una correcta conservación de la cadena de custodia de esta.

WhatsApp como prueba judicial Una conversación de WhatsApp que sirvió para ganar

Hace poco contactó con nosotros una chica, Daniela (Nombre ficticio para preservar su privacidad), que había sufrido acoso laboral en su trabajo y fue posteriormente despedida por su jefe.

Lo único que tenía Daniela para poder demostrar el acoso sufrido eran unas conversaciones de WhatsApp. Por este motivo acudió a nosotros para saber si podía utilizarlas para poder denunciar a su jefe, puesto que no tenía otra manera de poder probar ese acoso sufrido, ya que ni siquiera los compañeros de trabajo querían testificar, a pesar de tener conocimiento de la situación, pero temían que también pudiera peligrar, llegado el caso, sus puestos de trabajo.

Así fue como tras contactar con nuestro equipo de peritos informáticos, le explicamos la manera en la que podía utilizar esas conversaciones de WhatsApp como prueba judicial y de este modo, poder aportarlas como prueba en su juicio.

Certificación de las conversaciones de WhatsApp por nuestros peritos informáticos

Le explicamos que tendríamos que extraer y certificar todas las conversaciones de WhatsApp de su teléfono y realizar un informe pericial, para que su abogado lo aportarse en el día del juicio.

Daniela nos dejó su teléfono y tras pasar por nuestro laboratorio y realizar las extracciones pertinentes, porque además tenía algunos emails que le había enviado su jefe. Preparamos el informe pericial, certificando todas las conversaciones que tenía en la aplicación de mensajería, y también se realizó la certificación de los correos electrónicos que su jefe le había enviado y en los que se podía demostrar el acoso laboral que había sufrido Daniela.

Contacto con el abogado de Daniela.

Le pedimos a Daniela que nos pusiera en contacto son su abogado,  para explicarle como proceder con la prueba tecnológica. Ya que a muchos letrados les resulta complicado trabajar con este tipo de pruebas.

Así mantuvimos una reunión con el abogado de Daniela, y le explicamos la manera de aportar e interpretar la prueba tecnológica en el juicio laboral de Daniela. Lo bueno que tienen este tipo de pruebas en el ámbito laboral, es que al ser juicios en los que la prueba se aporta en el acto, se puede jugar con el factor sorpresa.

Cuando llegó el día del juicio, la parte contraria, no se esperaba que la defensa de Daniela aportaría una prueba pericial informática. De este modo, ni siquiera la pudo impugnar, porque estaba correctamente presentada.

Si la defensa de Daniela hubiese acudido al juicio con los mensajes de WhatsApp impresos en papel. No le habrían servido como prueba. Puesto que la parte contraria los habría podido impugnar en el acto, y quedarse sin ningún tipo de prueba para defenderse.

¿Qué debo saber si quiero presentar un WhatsApp como prueba?

Como explicábamos en el caso de Daniela, la única manera de poder aportar legalmente conversaciones de WhatsApp como prueba en juicio es mediante un informe pericial informático.

No hay otra manera legal de realizar la aportación de WhatsApp como prueba judicial. No sirve que el Letrado de la Administración de Justicia los certifique. Puesto que el no es experto informático y las pruebas digitales se pueden manipular muy fácilmente.  Y si vas a juicio aportando a modo probatorio, mensajes de WhatsApp impresos en papel. Cualquier abogado, que tenga un poco de experiencia en la materia, impugnaría la prueba en sala sin pensar. Quedando de este modo, descubierto y sin defensa, como ocurre en este tipo de situaciones.

Gracias a que Daniela contactó con nuestro equipo de peritos informáticos y le explicamos la manera legal de poder presentar los WhatsApp como prueba en juicio, pudo conseguir una sentencia favorable, y demostrar el acoso laboral que había sufrido por parte de su jefe, y que terminó en despido para ella.

La idea de Daniela y su abogado, era aportar los WhatsApp impresos en papel, pero tras preguntar e informarse finalmente nos llamó y pudo hacer las cosas correctamente.

En Globátika Peritos informáticos realizamos un asesoramiento integral

En nuestra empresa de peritos informáticos, no solo te asesoramos en la manera de como poder aportar las pruebas digitales. Ya sean mensajes de WhatsApp, audios, vídeos, etc.  Además, contactamos con los letrados para guiarles en el tratamiento de la prueba pericial tecnológica, su aportación e interpretación.

Al ser el sector tecnológico algo muy específico y bastante desconocido por muchos abogados. Les ayudamos a que puedan entenderlo, y les explicamos con claridad, todo el informe pericial. Para que su caso sea todo un éxito, y siempre tenga la mejor defensa.

Por todo ello, es tan importante hoy en día, y con el constante uso de las tecnologías para todo, si ha sufrido algún percance que le haya hecho que se vea inmerso en un proceso judicial, y tiene como pruebas mensajes de WhatsApp, Telegram, correos electrónicos, vídeos o grabaciones de voz. Lo más importante es que contacte con un equipo de profesionales, para realizar una correcta conservación y certificación de las pruebas. Y de este modo, poder aportarlas en juicio.